¿Cómo actuar ante un incendio en tu vivienda o edificio?

¿Qué hacer si se produce un incendio en tu casa o en el edificio en el que vives? Mejor que nunca tengas que vivir esa situación, pero es conveniente que sepas qué debes hacer si ocurriera, ya que una rápida y adecuada actuación puede ser determinante para salvar tu vida y la de los tuyos y evitar que el daño sea mayor.

Si el incendio se produce en tu vivienda:

  1. Si el incendio es pequeño y puedes controlarlo, intenta apagarlo con los medios de extinción que tengas a tu alcance, situándote siempre entre el fuego y la vía de escape. Corta la corriente eléctrica y la entrada de gas. Recuerda que nunca debes utilizar agua para extinguir el fuego si el incendio se ha producido por un cortocircuito o por un líquido inflamable como el aceite, la gasolina, la acetona, etc.
  2. Si no puedes controlar el incendio, no corras riesgos. Llama inmediatamente a los servicios de emergencias (112) y abandona rápidamente la vivienda para buscar un lugar seguro.
  3. Al salir de la casa, cierra todas las puertas que encuentres a tu paso, ya que así evitarás que entre oxígeno al lugar y se aviven las llamas. Nunca utilices el ascensor y si hay humo, desplázate gateando, lo más pegado al suelo posible, pues el humo tiende a subir y el aire de esa zona estará más limpio.
  4. Si el incendio te sorprende en mitad de la noche en tu habitación y no sabes con exactitud en qué parte de la casa se encuentra, antes de abrir la puerta, tócala. Si está caliente, no la abras. Puede que al otro lado de la puerta se encuentre el fuego.
  5. En el caso de que no puedas salir porque la salida esté bloqueada por el humo o el fuego, refúgiate en la habitación que tenga una ventana que dé al exterior y que esté lo más alejada posible del incendio. Para evitar que entre el humo a la habitación, tapa las ranuras de la puerta con trapos mojados. Mientras vienen los servicios de emergencias, mantente cerca del suelo donde el aire es más limpio y, si es posible, tápate la boca y la nariz con un paño húmedo para protegerte del humo.
  6. Asómate a la ventana para que los bomberos puedan localizarte mejor.

Si el incendio se produce en una planta superior a la tuya:

  1. Si el fuego se produce en una vivienda que se encuentra una planta superior a la tuya, intenta abandonar tu casa, siempre y cuando no haya riesgos. Para ello, comprueba que no hay humo en la escalera. Recuerda no utilizar por ningún motivo el ascensor. En el desalojo, intenta mantener la calma y no arrolles a otras personas que en ese momento también estén abandonando el edificio por las escaleras.
  2. Si detectas humo, cierra la puerta y no salgas de tu casa. Moja toallas y trapos para tapar las ranuras de la puerta y evitar que entre el humo. Asómate al balcón o a una ventana para que los servicios de emergencias te puedan ver.

Si el incendio se produce en una planta inferior a la tuya:

  1. Si el fuego se produce en un piso que se encuentra en una planta inferior a la tuya, se recomienda no abandonar la vivienda, ya que se desconoce la gravedad del incendio.
  2. Cierra todas las ventanas de tu casa, sella todas las juntas de las puertas con cinta aislante y coloca toallas mojadas en la parte inferior. Sella también los conductos de ventilación para que no entre el humo.
  3. Llama a los servicios de emergencia e indícales en el piso en el que te encuentras. Sigue todas sus indicaciones.

Sobre el autor

José Alberto Cuesta

josealbertocuesta

Tu agente de seguros

Deja un comentario

<

Recomendamos

PROD-seg-asist-familiar-decesos-500px PROD-seg-empresas-500px PROD-seg-comercios-500px