Los 10 mejores motivos para contratar un buen seguro de vida José Alberto Cuesta

Los 10 mejores motivos para contratar un buen seguro de vida

¿Qué es un seguro de vida?

El seguro de vida garantiza a los beneficiarios el capital contratado en caso de fallecimiento del asegurado o, en caso de que este padezca una invalidez, la indemnización la recibirá el propio asegurado.

Pero existen más coberturas y motivos para contratar un seguro de vida:

1. Protección a la familia tras el fallecimiento.

El objeto principal del seguro de vida es indemnizar por la muerte del asegurado a los beneficiarios, en este caso la familia; se pretende reducir el impacto económico que sufriría la unidad familiar tras el fallecimiento. Este seguro es esencial en los hogares que dependen de los ingresos del asegurado.

2. Cancelación de hipoteca o préstamos.

En caso de fallecimiento o de incapacidad permanente de la persona asegurada, titular del préstamo hipotecario o préstamo personal, la compañía aseguradora asumirá el capital pendiente de pago a la entidad financiera, liberando así a los familiares de esa carga que podría ser difícil de afrontar.

3. Cobertura de riesgo de invalidez.

La posibilidad de sufrir una invalidez permanente (por un accidente o por una enfermedad) siempre existe; es por ello por lo que se debe contratar esta cobertura ya que en caso de que la persona asegurada no pudiera trabajar dejaría de obtener ingresos; la compañía aseguradora indemnizaría con el capital contratado y nuestro nivel de vida no se vería muy alterado, ya que la Seguridad Social tan sólo otorga un porcentaje de la base de cotización.

4. Cobertura de enfermedades graves.

Se puede padecer una grave enfermedad que cambie por completo nuestra vida cotidiana y la de nuestra familia; con la indemnización del seguro se podría asumir el coste que implicaría esta nueva situación: reformas en el hogar, costes médicos, asistencia domiciliaria, etc.

5. Protección del patrimonio familiar.

Si falta la persona asegurada y, por tanto, la nómina o ingresos mensuales, la familia heredaría el patrimonio y éste se iría reduciendo ya que al dejar de existir esos ingresos habría que vender dicho patrimonio, incluso para poder hacer frente al pago del impuesto de sucesiones.

6. Asegurar el futuro de los hijos.

Es importante que las parejas que piensan formar una familia contraten un seguro de vida; criar un hijo, de media, puede representar unos 14.000 euros de gasto durante los tres primeros años; si a uno de los padres le sucediera algo y la unidad familiar dejara de percibir sus ingresos sería muy difícil que el otro padre pudiera mantener el estilo o calidad de vida. Con el capital asegurado en el seguro de vida se garantizaría el dinero necesario para que los hijos pudieran finalizar los estudios y poder empezar a ser económico-dependientes.

7. Esencial para trabajadores autónomos.

Debido a la actual desprotección que sufren los trabajadores autónomos con respecto a los trabajadores inscritos en el régimen general en este país, es muy conveniente que los autónomos cuenten con un completo seguro de vida para que, pase lo que pase, puedan mantener una estabilidad económica en caso de enfermedad o accidente.

8. Cubrir los gastos de fallecimiento.

Dependiendo de la comunidad autónoma de residencia, al fallecer una persona hay que liquidar el impuesto de sucesiones para poder disfrutar de la herencia; en ocasiones hay quien tiene que renunciar a ella por no poder hacer frente al importe de dicho impuesto, sobre todo si la herencia está compuesta por bienes inmuebles. Al tener un capital disponible por el seguro de vida, se puede hacer frente a dichos gastos sin tener que vender las propiedades.

9. Profesiones o actividades laborales y deportes de alto riesgo.

Con más motivo es necesario tener contratado un buen seguro de vida si la profesión o actividad que se ejerce implica un riesgo especial o si se practican deportes de riesgo añadido o extremo, ya que existen probabilidades mayores de ser víctima de un incidente grave.

10. Accidente de tráfico.

Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de muerte y también de invalidez en este país, y esta cobertura también se integra en los seguros de vida. Todos los que utilizamos medios de transporte estamos expuestos.

Recomendaciones:

1. ¿Cómo calcular el capital a contratar?

Esto va a depender de factores como si el objeto del seguro es cubrir el capital restante de una hipoteca o de un préstamo personal, dar tranquilidad a la familia, o garantizar los estudios de los hijos, por ejemplo.

En el primer supuesto, está claro: el capital a contratar sería, como mínimo, la deuda pendiente de pagar; en el segundo caso, se tendrían en cuenta los ingresos anuales del asegurado y los años que restan para la jubilación, pero al menos debería cubrir entre tres y cinco veces los ingresos del asegurado. En cuanto a los hijos, se ha de conocer el gasto que suponen anualmente y la edad que tienen y con estos datos tendríamos la cifra que deberíamos contratar para asegurar que puedan terminar sus estudios y lograr la independencia económica.

La suma de estos factores nos daría el capital a contratar en el seguro de vida

2. ¿A qué edad se contrata un seguro de vida?

Lo más habitual es que este tipo de seguros se contraten a partir de los 30 años, estadísticamente, ya que es cuando las personas empiezan a tener más cargas económicas (alquiler o hipoteca, préstamos personales, hijos, etc.); la edad de contratación oscila entre los 30 y 50 años.

3. ¿Cuánto cuesta un seguro de vida?

Un seguro de vida es más barato de lo que parece, teniendo en cuenta todo lo que ofrece; la prima variará en función de la edad y de la profesión del asegurado y del capital contratado, así como de las coberturas y garantías contratadas (fallecimiento, invalidez, enfermedades graves, etc.); además también influyen las tarifas y promociones puntuales que tenga cada compañía, por eso es conveniente solicitar el presupuesto a un corredor de seguros para que nos presente varias ofertas de distintas compañías de seguros. Aquí puedes obtener un presupuesto de seguro de vida:

Asegurar tu vida no es sólo por el estatus de los que quedan si falleces, sino también por asegurarte un futuro digno. ¿Te imaginas que una enfermedad o un accidente te impidiera trabajar?

Porque las desgracias existen, da igual que parezca que se tiene buen estado de salud, da igual la edad y el sexo, no importa el estilo de vida o los cuidados personales; nadie nos salvamos de tener un accidente con el coche, sufrir un infarto, padecer una enfermedad grave, etc. Frecuentemente nos encontramos con personas conocidas o familiares que les ocurre algo. Por eso es conveniente tener contratado un buen seguro de vida. Sólo por dignidad, merece la pena.

Últimas entradas al blog:

Sobre el autor

José Alberto Cuesta

josealbertocuesta

Somos una Correduría de Seguros que opera en todo el territorio nacional. Nos encargamos de ofrecer seguros de calidad a través de mediación, la manera más personal de atención desde el sector. La mediación entre el cliente y la compañía es nuestra labor; no sólo buscar el mejor producto con el mejor precio, así como captar la necesidad del asegurado, sino defender y reclamar sus derechos ante la compañía aseguradora y que se sienta respaldado por personas físicas con la adecuada formación.

Deja un comentario

<

Recomendamos

PROD-seg-asist-familiar-decesos-500px PROD-seg-empresas-500px PROD-seg-comercios-500px